29 Diciembre
Tomamos Desayuno en la Costanera con todos nuestros amigos y nos despidieron como corresponde. Teníamos una sensación inexplicable de alegría y emoción, además de incertidumbre obvio porque no sabíamos que se vendría en esta pandemia que llevaba casi 1 año ya. Decidimos partir igual dado el éxito de nuestra Marcha Blanca.

Pasamos la Primera Noche en Tongoy y la siguente en Totoralillo, para movernos hacia el Valle del Elqui para pasar el año nuevo en un lugar mágico lleno de Energías para cargarnos nuestro viaje. Encontramos de suerte una camping que a pesar de que decía que no había cupo nos quisieron recibir. Luz de Luna se llamaba y quedaba a la entrada de Cochiguaz. Estuvimos 2 noches ahí, con el rio al lado en un spot increíble.

Gualliguaica

Llegamos al Embalse Puclaro para organizar lo que serían las dos primeras semanas de trabajo del proyecto, teníamos organizado con Gloria Azola y el dentista Jose Ignacio Huerta quien trabajaba en el CESFAM de Vicuña. Nos pidieron que por protocolo COVID teníamos que disminuir nuestras citas a la mitad por un tema de ventilar la clínica entre paciente y paciente.

Llegamos a la Posta en donde nos recibió el Richi, paramédico quien nos ayudó a instalarnos en la salita de reuniones. Armamos el spot de Esterilización en la sala de la Matrona. Habían pocas rondas asi q prácticamente estuvimos solos atendiendo ahí.

Al Alcalde de Vicuña le pareció genial nuestra idea asi que nos invitó a comer para ahí pedirnos que nos quedaramos una tercera semana y poder atender a gente de los pueblos aledaños.

Nos instalamos en la casa de los Rojas Flores: el Jhony, Maria, Nacha, Rafa y Flo. Una familia encantadora quienes nos abrieron las puertas de su casa y su corazón. Armamos el canil de los perros ahí mismo. Trabajamos de 9 a 14 para poder ir todas las tardes el embalse a navegar.

Después de un par de días de seguir con clases con mi super profe, un día me enseño el Seba Escobar, con quien al fin logre ceñir. Una felicidad inexplicable. Pague mi asado de ceñida ahí mismo en el embalse con todos los amigos que habíamos conocido ahí, Los Flores, el Seba y la Cata, el Chelo, el Benja, el Eddie, la Pipa, Cami East (sutura dedo pie) y muchos más. Nos visitaron también por allá la Aña con el Sergio y Juanfru con la Paula.

Un finde nos arrancamos al Valle del Elqui porque estaban los Jopia, la Victoria de Octaviaviajando, la Tere Abumohor entre otros, y nos invitaron a compartir un rato con ellos. terminamos acampando en el Molle e incluso fueron a Guilliguaica a ver como era el kitesurf en el embalse Puclaro, lo tenían agendado ya que estaban por una empresa Vive chile reactivando el turismo en la IV región.

El Hotel Puclaro también se quiso hacer presente con nosotros y la causa, así es que nos invitaron a quedarnos en sus cubos por una semana, fue muy rico y por primera vez los perros dormirían un poco mas lejos nuestros, pero los paseos por ahí cerca del embalse los gozaron con todo!

La despedida con la familia del Jhony fue muy emotiva y partimos muy emocionados a nuestro siguiente destino.

Punta Choros

Siempre ansiosos de lo que nos deparará cada lugar, llegamos a esta caleta que tenia tan lindos recuerdos para ambos, sin embargo nos decepcionó un poco. Estaba la nana del Pipe de toda la vida en La Serena, la Normita, quien nos ayudó con algo en la logística. Nos dieron el dato de que la dueña del estacionamiento de la playa Barrancas nos podría ayudar y así fue, nos invito a quedarnos ahí mismo, un lugar muy bien cuidado que cerraban a las 8pm y lo cuidaba una familia muy amorosa: Oscar, Elena y Belén.

Nos instalamos a trabajar en la Posta de Punta de Choros, (estación Medico Rural) un lugar muy lindo y nuevo pero con muy poca vida y movimiento. Habían dos paramédicos que nos ayudaron a agendar y estar ahí, la Dani y la Cami. Atendimos a 80 pacientes, nos decepcionamos de los 20 cupos que perdieron porque privilegiaban el trabajo antes de su salud, con malas respuestas y malas ondas de algunos nos quedamos con un recuerdo no tan amable de punta de Choros.

Lo lindo fue que denuevo nos topamos con la Tere Abumohor quién nos llevó nuestras argollas de matrimonio y hicimos un tour muy lindo a las islas Chañaral y Choros, de fotografía de aves. No vimos delfines. Dicen que antiguamente habían varias familias de delfines pero que ahora quedan sólo 7 y ya nos hay rutas de botes por ahí para no molestarlos. Lo que si vimos fue ballenas! pero en Chañaral de Aceituno! un lugar muy lindo cargado de buena onda en la caleta y centro de buceo Explorasub, conocimos ahí a su capitán cesar Villaroel y su crew, la Dani el Tomy, la Caropad y Negra.  Buceamos allá. fue Increíble ya que el Pipe volvió a bucear después de 20 años.

Nos quedamos con ganas de estar más tiempo en Chañaral e incluso atender ahí, pero nos tuvimos que ir porque hubo un brote de covid en la Caleta que nos hizo despedirnos rápidamente y seguir nuestro camino. Nos dirigíamos a conocer Huasco y sus alrededores.

Agregar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *